MALBEC RESERVA 2018

Los sabores que se manifiestan al tomar este vino son:
frutales, madera suave y una pizca de habano cubano.

El placer principal de este vino, está en el saborearlo por sí solo y acompañarlo en cenas y almuerzos. Ideal para disfrutarlo con comidas caseras como pastas, carnes rojas y ensaladas.

Es un vino con cuerpo, volumen y consistencia.

Este vino, tiene una crianza de 12 meses en barrica de roble francés de segundo uso. Posee un potencial de guarda de 8 años.

$1.150 la botella.